CONSULTAR DIALECTOLOGÍA POR AUTORES
11.- MAPAS
   
Mapa lingüístico de Extremadura
 
Atlas Antroponímico de la Lusitania Romana (Mérida,. Fundacion de Estudios Romanos. 2003. 427. ISBN: 84-607-9834-8) Este proyecto de investigación ha sido desarrollado por el Grupo Mérida, que reúne a especialistas de varias universidades: York (Canadá), Burdeos y Poitiers (Francia), Coimbra y Viseu (Portugal) y Extremadura, Cantabria, Oviedo, País Vasco, Salamanca y Sevilla. El trabajo de coordinación ha corrido a cargo de M. Navarro Caballero y J.L. Ramírez Sádaba.
 

"La conquista de Lusitania fue sobre todo el resultado de las guerras que comenzaron en el 155 a. C. y que duraron hasta el 138 a. C., cuya parte central y más importante fue la confrontación contra Viriato. La guerra comenzó con una incursión de los lusitanos, acaudillados por un tal Púnico, en las tierras sometidas a los romanos, derrotando al ejército de los pretores Manilio y Pisón, a los que mataron unos 6.000 hombres. A los lusitanos se unieron entonces los vetones. Juntos, ambos pueblos saquearon el litoral de la Bética. Frente a una de cuyas ciudades, Púnico murió de una pedrada, siendo sustituido por un hombre llamado Caisaros. Éste derrotó de nuevo al pretor de la Ulterior en el año 153 a. C., L. Munio, que perdió 9.000 hombres y las insignias, que Caisaros paseó triunfalmente incitando a los celtíberos a unirse a la guerra. Al sumarse estos a la lucha la situación para Roma se hizo extremadamente apurada, ya los lusitanos al sur del Tajo se sublevaron también y, después de saquear el territorio de los conios en el Algarbe, cruzaron al norte de África. Alli, sin embargo, Mumio logró derrotarlos en Okile, la actual Arcila, a 40 km de Tánger. M. Atilo, sucesor de Mumio, mató a 700 lusitanos y destruyó su mayor ciudad, Oaxthraca, forzando a un acuerdo a éstos y a los vetones. Estos acuerdos debieron de ser similares a los concertados con los celtíberos e incluyeron posiblemente algún tipo de reparto de tierras, ya que cuando los lusitanos, después de volver a combatir, fueron vencidos por Galba, ofrecieron acepatar la paz en los términos en que se había estipulado con M. Atilio, y Galba, aceptándolo, prometió repartirles tierras. Todo esto parece indicar que medidas de este tipo debieron de hallarse incluidas en los acuerdos de aquel pretor".

"Muerto Viriato por la traición de tres miembros de su séquito, Q. Servilio Cepión y D. Junio Bruto pusieron fin a la resistencia lusitana. Cepión venció a Tautalos, el último caudillo lusitano, al que concedió tierras después de rendirse. Bruto cruzó el norte del Duero, comenzando la conquista de Gallaecia, región atractiva para Roma por sus recursos mineros, posiblemente después de fundar la colonia Valentia con los aliados que habían combatido contra Viriato. Bruto fortificó las ciuda desde Morón y Olisipo, poniendo de esta manera los cimientos de la ocupación permanente de Lusitania mediante el control de las costas y de las vías de comunicación que desde ellas se internaban en el interior del país. Todavía, no obstante, a finales del siglo II a. C data un documento muy importante, el denominado Bronce de Alcántara, que registra la deditio o entrega de una comunidad indígena, el populus Seano [---], al procónsul de la provincia, L. Cesio. La existencia de esta deditio muestra que seguían existiendo problemas y hostilidades entre algunas comunidades de Lusitania y los romanos".

 
Repoblación de Extremadura (Siglos XIII-XV) según Ángel Bernal Estévez (Poblamiento, transformación y organización social del espacio extremeño - 1999)
 
Extremadura en el Atlas Lingüístico de la Península Ibérica (ALPI)
 
Zonas de cierre sistemático de "o" final en "u" y de "e" final en "i" (zapateru, abaju, golpi, airi) en la zona noroccidental y central de la provincia de Cáceres y zonas sin yeísmo y que mantienen la pronunciación de la letra "ll" (A. Salvador Plans, A. Viudas, M. Ariza - El Habla en Extremadura, 1987)
 

La aspiración de la H en el sur y oeste de España (Aurelio Espinosa (hijo) Revista de Filología Española, XXIII, 1936)

Límites de aspiración de la H en las provincias de Cáceres, Toledo y Badajoz.

Límites de aspiración de la H en las provincias de Salamanca, Avila y Cáceres

 

La Real Academia se pronuncia en 1726, dejando constancia cómo en Castilla ya no se percibe ningún rasgo de aspiración, mientras que en Extremadura y Andalucía sí: "Los castellanos jamás usan la h, y aunque precisamente la piden diferentes palabras, en su boca no se oye jamás el más leve indicio de aspiración: lo que no sucede en Andalucía y en casi toda Extremadura, donde se habla con tan fuerte aspiración que es difícil discernir si pronuncian con la h o con la j". (Discurso Proemial... Diccionario de Autoridades; ed. cit. pág. LXVII)

En 1880, la Real Academia hace incluso un elogio a esta pronunciación: "El uso que no siempre afina y perfecciona las lenguas, sino que tal vez menoscaba y desfigura sus bellezas, ha privado al idioma castellano de la aspiración de la h, la cuál, delicadamente ejecutada, y en ciertos casos, no carece de gracia, como puede observarse, oyéndola en labios de andaluces y extremeños". (Gramática. Madrid, 1880, pág. 358, nota 1ª)

 
Conservación de las consonantes "s" y "z" sonoras medievales en Cáceres y Salamanca (Aurelio M. Espinosa hijo - Arcaísmos dialectales, 1936)
 
Mapa del dialecto leonés - Alonso Zamora Vicente (Dialectología española, Gredos: 1967, Madrid) mapa incluido entre las pp. 84 y 85).
 
Hablas fronterizas de Extremadura - Juan Manuel Carrasco (Parte I: Grupos dialectales. Clasificación de las hablas de Jálama)", Anuario de Estudios Filológicos, Universidad de Extremadura, XIX, pp. 146)
 

El habla de la comarca de El Rebollar en la Sierra de Gata Salmantina (Robleda, Villasrubias, Peñaparda, El Payo y Navasfrías) - Angel Iglesias Ovejero (El habla de El Rebollar. Diputación Provincial de Salamanca, 1982)

El Rebollar, situación y hablas vecinas estudiadas.

El Rebollar. Distribución en la zona de los fonemas en conflicto

 

 
© Manuel Trinidad Martín - Biblioteca Virtual Extremeña 2001-2013